24/8/2012

El Síndrome de Hubris

El Dr. Nelson Castro es un periodista argentino de prestigio por su seriedad y porque sus opiniones están fundadas en las ideas que explicita. Uno sabe desde donde habla.
En su programa de hoy, El Juego Limpio, en su diálogo ficticio final con la Presidenta le habló del Síndrome de Hubris. Debe ser un término psiquiátrico actual porque no logré encontrarlo  en mis enciclopedias ni como un dios pagano , por lo que tuve que recurrir a Internet.
He aquí mi sorpresa al encontrar que ya había adjudicado ese Síndrome al esposo de la Presidenta y un soldado Nacional y Popular, con encendido fuego, en febrero del 2010 cargó sus baterías contra  Nelson Castro en su blog por su diagnóstico de la enfermedad que padecía y por hablar de este síndrome:

El buitre Nelson olió sangre y colesterol y empezó a revolotear "al aire" de alegría. Pensó que se le cumplía el sueño y en su imaginación ante los televidentes empezó a explicar "científicamente" la muerte del "tirano" K...que el ACV, que la plaquita de colesterol en la carótida, que el daño cerebral y,...ESTO ES TREMENDO, ES GRAVÍSIMO: LA ENFERMEDAD DEL PODER...SINDROME DE HUBRIS!!!!...
Y en octubre de ese año moría Néstor Kirchner según ese diagnóstico del Dr Nelson Castro que además de periodista es médico.
Y en qué consiste ese Síndrome de Hubris?
Creerse invencibles y ver enemigos en todas partes es común entre los  gobernantes. Las presiones y la responsabilidad del poder  intoxica tanto que termina afectando al juicio del político. Empiezan a padecer el llamado desarrollo paranoide; todo el que se opone a él o a sus ideas son enemigos personales, llega a sospechar de todo el que le haga una mínima crítica y a aislarse de la sociedad. LA ENFERMEDAD DEL PODER.
Una vez un  joven me dijo que si no veía EL SEÑOR DE LOS ANILLOS no iba a entender qué les sucedía a aquellos que tocaban el anillo del poder. Será cuestión de ver la película.
Sin embargo, mi idea, en este caso, es que se trata de una postura de construcción de poder no sólo del síndrome. No es loco el que quiere, sino el que lo dejan ... Están cerrando las compuertas, Dr. Nelson. Si le aguanta el cuerpo... Ése es otro cantar...

1 comentario:

  1. Realmente me parece que la presidentE tiene más que eso, lo peor que hace padecer a todo un PAIS, y lo pongo en mayúscula porque realmente no sabemos todo lo que Dios nos ha regalado

    ResponderEliminar